sábado, 7 de febrero de 2015

El Reloj



Al principio del tiempo…

el reloj marcó la una 

Una gota de rocío y el reloj marcó las dos

 A partir del rocío creció un árbol y el reloj

marcó las tres

 Entonces el árbol hizo una puerta…

 y el reloj marcó las cuatro

Luego un hombre revivió…

 y el reloj marcó las cinco

No se puede…

 no se desperdicia… 

las horas del reloj

 He aquí yo, estoy a la puerta y toco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Buscar este blog