sábado, 4 de abril de 2015

Floyd y Violet Hartwig


Pareja casada durante 67 años muere tomándose las manos, con solo horas de diferencia

Publicado: Actualizado: 


Después de 67 años de matrimonio, Floyd y Violet Hartwig murieron este 11 de febrero con solo cinco horas de diferencia entre sí, en su hogar de Easton, California.
Con sus camas juntas, la pareja sostuvo sus manos hasta el último respiro de Floyd, reporta The Fresno Bee. Violet murió cinco horas después.
"Nos sentimos bendecidos porque sabemos que eso es lo que querían", dijo su hija Donna Scharton.

2015-02-25-ScreenShot20150224at4.58.40PM.png
Cortesía de la familia/The Fresno Bee
Los Hartwig se conocieron cuando estaban en la primaria. Comenzaron salir en la década de 1940, cuando Floyd estaba de servicio con la Marina en la Segunda Guerra Mundial. Mientras él estaba ausente, la pareja se mantuvo en contacto a través de cartas de amor, como la que está abajo:
Te amo, mi querida, y te deseo también. Vi, escuché nuestra canción esta noche y de verdad me hizo sentir nostalgia por ti. Cariño, ¿lograste conseguir un disco que la tenga? Espero que sí, porque quiero escucharlo y tenerte entre mis brazos al mismo tiempo.
2015-02-25-ScreenShot20150224at4.12.21PM.png
Cortesía de la familia/The Fresno Bee
La pareja se casó en agosto de 1947 y tuvieron tres hijos juntos. En sus últimos años, Floyd luchó contra el cáncer y eventualmente fue diagnosticado con falla renal, tan solo unas semanas antes de su muerte. Violet tenía demencia.
"Te daba la sensación de que tenían una conexión, y creo que esa conexión creció más y más, especialmente en los últimos meses de sus vidas", le dijo Scharton a The Fresno Bee en el video de arriba.
Aunque Floyd no podía moverse bien cerca del final, siempre estaba cuidando de su esposa.
"Le decía al doctor, ‘Estoy bien, quiero que curen a Vi’", recordó su hija.
En el video de arriba, a Scharton se le llenan los ojos de lágrimas recordando la larga vida de amor que sus padres compartieron hasta el final.
"Cuando fuimos a la funeraria y vimos los dos ataúdes, así es como estaba destinado a ser", dijo. "Y es la única manera en la que pudo haber terminado".
--Esta nota fue publicada originalmente en inglés por Kelsey Borresen en HuffPost Weddings. La traducción es de Sonia Ramírez.

TAMBIÉN EN HUFFPOST VOCES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Buscar este blog