viernes, 23 de enero de 2015

Pedro Lemebel

Día triste para el arte en Chile

“Adiós mariquita linda” Pedro Lemebel falleció a los 62 años

ANGELA BARRAZA RISSO· HOY 09:01
ARTESCHILELETRASPORTADA

 2

1471887_219682508201551_1225770412_n
Durante la madrugada de hoy se ha confirmado la muerte de uno de los más grandes escritores de nuestro país. Pedro Lemebel.
La alarma se encendió principalmente en Twitter, en donde los amigos y fans mostraron su gran tristeza por tan triste evento.  Sin embargo, como estaba enfermo, podía ser una falsa alarma. Lamentablemente Aldo Perán, uno de sus amigos cercanos y community manager, confirmó la información señalando que cerca de las 02:00 de la mañana, Pedro falleció mientras se encontraba en la FundaciónArturo López Pérez. En el comunicado explicaron que falleció a razón de un cáncer en contra del cual venía batallando desde hace más o menos tres años.
“Pedro estuvo aquejado largo tiempo por un cáncer a la laringe y dio una gran lucha contra esta terrible enfermedad, que pretendió dejarlo sin voz, pero ¿quién podría dejar sin voz a Lemebel? Su voz existe y persiste”
Durante la noche del jueves, a través de las redes sociales, se pidió donadores de sangre para Lemebel, quien ya estaba en un estado crítico de salud. Cabe recordar que ya en 2012, fue sometido a una laringectomía producto del cáncer.
Por lo que han señalado fuentes cercanas al escritor, falleció acompañado por sus familiares y amigos más cercanos.
En el comunicado se señaló que “Lemebel hizo propio la resistencia político-cultural, la crítica social y una férrea defensa de los Derechos Humanos. Desde su propia biografía homosexual, que reflejó en su obra, remeció las estructuras patriarcales y machistas de nuestra sociedad y su doble moral, que nunca pudieron acallar su inmensa voz”.
Obtuvo premios literarios como Anna Seghers de Alemania en 2006 y José Donoso en 2013. En nuestro país, fue nominado en seis ocasiones al Premio Altazor y en 2014 fue postulado al Premio Nacional de Literatura. Pero como siempre en Chile, no recibió ninguno de estos premios, sin embargo ahora el país rasgará vestiduras.
Sus crónicas constituyeron fuente de inspiración para diversas puestas en escena teatral.
A los 62 años, Lemebel fue uno de los artistas más connotados y exitosos de la última década. Sus obras han sido traducidas a idiomas como el francés, italiano e inglés.
Comunicado:
ADIOS A NUESTRO GRAN PEDRO LEMEBEL.
A las 2:00am de este viernes 23 de Enero de 2015, el destacado escritor y artista visual Pedro Lemebel nos ha dejado. Como muchas personas saben, Pedro estuvo aquejado largo tiempo por un cáncer a la laringe y dio una gran lucha contra esta terrible enfermedad, que pretendió dejarlo sin voz, pero ¿quién podría dejar sin voz a Lemebel?
Su voz existe y persiste. Pedro nació en Santiago en 1952, comenzó su carrera artística en los años ochenta, en plena dictadura militar. Desde los márgenes urbanos, Lemebel hizo propio la resistencia político-cultural, la crítica social y una férrea defensa de los Derechos Humanos. Desde su propia biografía homosexual, que reflejó en su obra, remeció las estructuras patriarcales y machistas de nuestra sociedad y su doble moral, que nunca pudieron acallar su inmensa voz. Lemebel no necesitó mayores premios, sino sólo el cariño y reconocimiento de sus lectores, de su público que, como una de sus características, reconoce en él a un gran intérprete de la cultura actual.
En 1987, junto a Francisco Casas, fundó el colectivo de Artes, Las Yeguas del Apocalipsis, cuyas performances marcaron un hito en la escena artística del país, a través de irrupciones plásticas, poéticas, fotográficas y de video que abogaban por el rescate de la memoria, el cuerpo homosexual, la recuperación de la democracia y la libertad de En 1995, Pedro Lemebel publicó La esquina es mi corazón, su primera recopilación de crónicas urbanas, a las que luego se sumaron Loco afán: Crónicas de sidario (1996), De perlas y cicatrices (1998), Zanjón de la Aguada (2003), Adiós mariquita linda (2004), Serenata Cafiola (2008), Háblame de amores (2012) y la antología Poco Hombre (2013). En 2001 publicó su renombrada, y como le gustaba repetir a él, “única” novela de gran éxito La relevancia literaria de Pedro Lemebel traspasó las fronteras, su obra ha sido traducida a diferentes idiomas y alcanzó vasto reconocimiento latinoamericano y mundial, obteniendo premios literarios como Anna Seghers de Alemania en 2006 y José Donoso en 2013. Además, sus crónicas constituyeron fuente de inspiración para diversas puestas en escena teatral. En Chile fue nominado en seis oportunidades al Premio Altazor y en 2014 fue postulado al Premio Nacional de Literatura (sin obtener ninguno de estos. En los últimos años, sus presentaciones lo llevaron a diversas partes del mundo, ofreciendo performances literarias que conjugaban letra, música y audiovisual, en diferentes ferias de libros, charlas y conferencias. Expuso su trabajo plástico en Buenos Aires, Nueva York, San Pablo y, últimamente, en el Museo Reina Sofía de Madrid. Su último trabajo retrospectivo fue para la Galería D21 en Santiago de Chile, denominado “Arder”, que obtuvo una interesante recepción de parte de la crítica.
La obra literaria y plástica de Pedro Lemebel es ampliamente estudiada en universidades extranjeras. La circulación de su obra en diversos formatos, desde el audio radial, el panfleto, la fotocopia y el pirateaje, ha formado parte de su escena performática, mediante la cual Lemebel se erige como uno de los más relevantes escritores de los últimos decenios, tanto en originalidad literaria como ética, expresando un profundo sentido intelectual y político para interpretar la realidad chilena y latinoamericana.
La familia, amigas y amigos agradecemos las profundas muestras de cariño y admiración del pueblo chileno e internacional que sigue y seguirá la obra y la persona de Pedro Lemebel ¡¡ahora y siempre¡¡.
En el transcurso de esta mañana se informará del lugar donde nos juntaremos para despedirlo.
A nombre de la Familia y amigas/os
10931369_884359704918904_1895649734063060270_n
Angela Barraza RissoEl Ciudadano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Buscar este blog