jueves, 18 de diciembre de 2014

Gabriela Mistral




Es la noche desamparo 

de las sierras hasta el mar. 
Pero yo, la que te mece, 
¡yo no tengo soledad! 



Es el cielo desamparo 
si la Luna cae al mar. 
Pero yo, la que te estrecha, 
¡yo no tengo soledad! 



Es el mundo desamparo 
y la carne triste va. 
Pero yo, la que te oprime, 
¡yo no tengo soledad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Buscar este blog