domingo, 23 de agosto de 2015

Louis-Auguste Blanqui



(Llamado el Encarcelado o el Mártir; Puget-Théniers, Francia, 1805-París, 1881) Político y revolucionario francés. Hijo del subprefecto de su villa natal, en 1818 se trasladó, junto a su hermano Adolphe, a París, para estudiar derecho y medicina. Participó en las manifestaciones estudiantiles antiborbónicas y, tras la revolución de 1830, de la que quedó profundamente insatisfecho, ingresó en la Société des Amis du Peuple (Sociedad de los Amigos del Pueblo), siendo encarcelado en dos ocasiones, en 1831 y 1836.
En 1839, tras organizar una insurrección armada que fracasó, fue detenido y condenado a muerte, pena que posteriormente le fue conmutada por la de cadena perpetua. Fue puesto en libertad poco antes de la revolución de 1848, en la que participó activamente, lo cual motivó su vuelta a la cautividad, en la que permaneció hasta 1859. No sería la última vez que reingresara en prisión. De hecho, pasó treinta y siete años de su vida entre rejas, y de ahí que fue conocido con el sobrenombre de el Encarcelado.
Entre 1859 y 1861, años durante los cuales disfrutó de libertad, se encargó de organizar varias sociedades secretas. En 1865 se fugó de la prisión y huyó a Bruselas, pero volvió a ser detenido en la víspera de la Comuna de París, de la que, no obstante, fue nombrado presidente y posteriormente, aunque permaneciera todavía en prisión, elegido diputado por Burdeos.
utor de varios artículos y ensayos, la mayoría recopilados bajo el título de Crítica social (Critique sociale), volumen publicado póstumamente, Blanqui se caracterizó por su espíritu revolucionario y por su doctrina teórica, de carácter profundamente socialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Buscar este blog